Home » ¿Cuál es la historia del pueblo judío?

¿Cuál es la historia del pueblo judío?

Los judíos forman parte de los pueblos más antiguos del mundo. Su historia está registrada gracias a la Biblia, a historiadores y también a la arqueología. Es el pueblo del cual tenemos más hechos y datos con respeto a su historia; por lo que, usaremos esa información para resumirla. Para que sea más fácil de seguir la vida de los israelitas (palabra del Antiguo Testamento para referirse al pueblo judío). En ese sentido, usaremos líneas de tiempo.

Abraham: El Árbol Genealógico Judío Empieza

La línea de tiempo empieza con Abraham. Quien había recibido una promesa de naciones que nacerían de él, además tenía encuentros con Dios, y en obediencia realizó el sacrificio simbólico de su hijo Isaac. Este sacrificio era un signo que apuntaba hacia Jesús, marcando la futura ubicación donde Jesús sería sacrificado. La línea de tiempo continua en verde, representando el tiempo cuando los descendientes de Isaac eran esclavos en Egipto. Este período de tiempo empezó cuando José, nieto de Isaac, condujo a los israelitas hacia Egipto, donde luego llegaron a ser esclavos.

Viviendo en Egipto como esclavos del Faraón
Viviendo en Egipto como esclavos del Faraón

Moisés: Los Israelitas se convierten en una Nación bajo Dios

Moisés guió a los israelitas fuera de Egipto luego de Las Diez Plagas que destruyeron esta ciudad y permitió el éxodo de los israelitas desde Egipto hacia la tierra de Israel. Antes de su muerte, Moisés anunció Bendiciones y Maldiciones sobre los Israelitas (cuando la línea de tiempo pasa de verde a Amarillo). Serían bendecidos si obedecían a Dios, pero experimentarían una maldición en el caso contrario. Estas Bendiciones y Maldiciones seguirían el pueblo judío para siempre.

Durante varios centenares de años, los israelitas vivieron en su tierra, pero no tenían un rey ni tampoco tenían la capital Jerusalén, debido a que en ese momento pertenecía a otro pueblo. Sin embargo, esto cambió con el rey David en los años 1000 a.C.

Viviendo con Reyes de David governados desde Jerusalén
Viviendo con Reyes a partir de David y gobernados desde Jerusalén

David establece una dinastía real en Jerusalén

David conquistó Jerusalén y lo convirtió en su capital. Recibió la promesa de la venida de un ‘Cristo’ y a partir de ese tiempo, los judíos esperaron a este ‘Cristo’.  Su hijo Salomón lo reemplazó y construyó el Primer Templo Judío en Jerusalén. Los descendientes del rey David siguieron gobernando durante unos 400 años. Este período está representado en azul turquesa (1000-600 a.C.). Era el período de gloria para los Israelitas pues tenían las Bendiciones prometidas. Eran una nación poderosa, con una sociedad avanzada, tenían su cultura y su Templo. Pero el Antiguo Testamento también describe la corrupción cada vez mayor y la adoración de ídolos en esos tiempos. Muchos profetas advirtieron a los israelitas que las Maldiciones de Moisés se cumplirían si no cambiaban. Pero esas advertencias fueron ignoradas.

El primer exilio judío a Babilonia

Finalmente, hacia el año 600 a.C. las maldiciones ocurrieron. En aquel entonces, Nabucodonosor, un rey babilónico poderoso llegó tal como Moisés lo había predicado 900 años antes, cuando escribió sus Maldiciones:

“Jehová traerá contra ti una nación de lejos… gente fiera de rostro, que no tendrá respeto al anciano, ni perdonara al niño. … Sitiará, pues, todas tus ciudades y toda la tierra…”

Deuteronomio 28: 49-52 RVR 1960

Nabucodonosor conquistó Jerusalén, lo quemó, y destruyó el Templo que Salomón había construido. Luego exilió a los israelitas a Babilonia. Solamente los israelitas pobres quedaron atrás.  Eso confirma la predicción de Moisés que dice:

“… y seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella… Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo.”

Deuteronomio 28: 63-64
Conquistados y en exilio en Babilonia
Conquistados y viviendo en exilio en Babilonia

Entonces, durante 70 años, el período representado en rojo, los israelitas vivieron en exilio afuera de la tierra prometida a Abram y sus descendientes.

El regreso del exilio bajo los Persas

Luego, el Emperador persa Ciro conquistó Babilonia y se convirtió en la persona más poderosa del mundo. Además, permitió el retorno de los israelitas a su tierra.

Viviendo en la tierra como parte del imperio persa
Viviendo en la tierra como parte del Imperio Persa

Sin embargo, ya no eran un país independiente, ahora eran una provincia en el Imperio Persa. Esto siguió durante 200 años y está representado en rosado en la línea de tiempo. Durante este tiempo, el Templo Judío (conocido como el Segundo Templo) y la ciudad de Jerusalén fueron construidos.

El periodo de los griegos

Luego, Alejandro Magno conquistó el Imperio persa y convirtió a los Israelitas en una provincia del Imperio griego durante otros 200 años. Eso está en azul oscuro.

Viviendo en la tierra como parte de los imperios griegos
Viviendo en la tierra como parte de los Imperios Griegos

El período de los romanos

Después, los romanos derrotaron el Imperio Griego y llegaron a ser el poder del mundo dominante. Los israelitas de nuevo se volvieron en una provincia de este Imperio y esto es representado en amarillo. Es el tiempo cuando vivió Jesús. Esto explica porque hay soldados romanos en los evangelios; porque los romanos gobernaron a los judíos en la tierra de Israel durante la vida de Jesús.

 Viviendo en la tierra como parte del imperio romano
Viviendo en la tierra como parte del Imperio Romano

El segundo exilio judío bajo los Romanos

Desde el tiempo de los babilonios (6OO a.C.), los israelitas (o judíos como son llamados ahora) no han sido independientes como lo habían sido bajo el Rey David, sino que estaban gobernados por otros imperios. Esta situación, hizo que los judíos se resintieran y se rebelaran contra el gobierno romano. En consecuencia, los Romanos vinieron y destruyeron Jerusalén (70 d.C.), donde quemaron el segundo templo, y deportaron los judíos como esclavos por el Imperio Romano. Esto fue el segundo exilio judío. Como Roma era muy grande, los judíos estaban dispersos en el mundo entero.

Jerusalén y Templo destruidos por los Romanos en 70 DC. Judíos enviados en un exilio por el mundo
Jerusalén y su Templo destruidos por los Romanos en el 70 d.C. Judíos enviados en un exilio por el mundo

Y así es como los judíos vivieron durante casi 2000 años: dispersos en tierras extranjeras y nunca aceptados en estas tierras. En estas naciones diferentes, sufrieron frecuentemente grandes persecuciones. Especialmente en Europa Cristiana. Desde España, en Europa Occidental, hasta Rusia. Los judíos vivieron a menudo en condiciones peligrosas en estos reinos cristianos. Las Maldiciones de Moisés de 1500 a.C. fueron fiel descripción de cómo vivieron.

“… Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma.”

Deuteronomio 28:65

Las Maldiciones contra los Israelitas fueron dadas para que la gente pregunte:

“…Todas las naciones dirán: ‘Por qué hizo esto Jehová a esta tierra? ¿Qué significa el ardor de esta gran ira?.’ Y responderán: Por cuanto dejaron el pacto de Jehová el Dios de sus padres, que él concertó con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto…”

Deuteronomio 29: 24-25

LLa línea de tiempo abajo enseña este periodo de 1900 años con el rectángulo rojo.

Línea de tiempo de los judíos con sus 2 periodos de exilio
Línea de tiempo de los judíos con sus 2 períodos de exilio

Se ve en la línea histórica que los judíos fueron exilados dos veces, pero la segunda vez fue mucho más larga que la primera.

El holocausto del siglo 20

Luego las persecuciones contra los judíos llegaron a un nivel máximo, cuando Hitler, con la Alemania Nazi, intentó exterminar todos los judíos viviendo en Europa. Casi lo logra, pero fue derrotado y un remanente de judíos sobrevivieron.

El renacimiento moderno de Israel

Solo el hecho de que había personas que se identificaban como “judíos” después de cientos de años sin patria era extraordinario. Eso permitió que las últimas palabras de Moisés, escritas hace 3500 años, se hicieran realidad. En 1948, los judíos a través de las Naciones Unidas, vieron el increíble renacimiento de Israel como Estado moderno, como Moisés había escrito siglos antes:

“…entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará”.

Deuteronomio 30:3-4

También era increíble el hecho que este estado fuera creado a pesar de una oposición fuerte. La mayoría de las naciones alrededor declararon Guerra a Israel en 1948… en 1956… en 1967 y otra vez en 1973. Israel, una nación muy pequeña, estaba frecuentemente en guerra con 5 naciones al mismo tiempo. Sin embargo, Israel no solamente sobrevivió, sino que sus territorios crecieron. Durante la Guerra de 1967, los judíos recuperaron Jerusalén, su capital histórica, la cual David había fundado hace 3000 años. El resultado de la creación del Estado de Israel, y las consecuencias de estas guerras han creado uno de los problemas políticos más complicados del mundo de hoy.