La Precisión y el poder de Pentecostés

El día de Pentecostés siempre es un domingo. Celebra un día extraordinario, pero no es solo lo que sucedió ese día, sino cuándo y por qué sucedió, lo que revela la mano de Dios y un poderoso regalo para ti.

Lo que pasó en Pentecostés

Si has oído hablar de «Pentecostés», probablemente has aprendido que fue el día en que el Espíritu Santo vino a morar en los seguidores de Jesús. Este es el día en que nació la Iglesia, los «llamados» de Dios.  Los eventos están registrados en Hechos capítulo 2 de la Biblia. En ese día, el Espíritu de Dios descendió sobre los primeros 120 seguidores de Jesús y comenzaron a hablar en voz alta en idiomas de todo el mundo. Creó una conmoción tal que miles de personas que estaban en Jerusalén en ese momento salieron a ver qué estaba pasando. Frente a la multitud reunida, Pedro pronunció el primer mensaje del evangelio y ‘se añadieron aquel día como tres mil personas’ (Hechos 2:41). Desde ese Domingo de Pentecostés la cantidad de seguidores del evangelio ha estado creciendo.

Ese día sucedió 50 días después de la resurrección de Jesús. Fue durante estos 50 días que los discípulos de Jesús se convencieron de que Jesús había resucitado de entre los muertos. El domingo de Pentecostés se hicieron públicos y la historia cambió. Ya sea que creas en la resurrección o no, tu vida se ha visto afectada por los eventos de ese Domingo de Pentecostés.

Esta comprensión de Pentecostés, aunque correcta, no es completa. Muchas personas quieren que se repita ese Domingo de Pentecostés a través de una experiencia similar. Dado que los primeros discípulos de Jesús tuvieron esta experiencia pentecostal al «esperar el don del Espíritu», hoy la gente espera que de la misma manera, al «esperar», vuelva de una manera similar. Por lo tanto, muchas personas suplican a Dios y esperan que traiga otro Pentecostés. Pensar de esta manera supone que fue la espera y la oración lo que movió al Espíritu de Dios durante Pentecostés. Y pensar eso es perder su precisión, porque el Pentecostés registrado en el Capítulo 2 de Hechos no fue el primer Pentecostés.

Pentecostés de la Ley de Moisés

‘Pentecostés’ era en realidad un festival anual del Antiguo Testamento. Moisés (1500 AC) había establecido varios festivales para celebrar durante el año. La Pascua fue el primer festival del año judío. Jesús había sido crucificado en un festival de día de Pascua. El momento exacto de su muerte a los sacrificios de los corderos de la Pascua fue una señal.

El segundo festival fue la fiesta de los Primeros Frutos (o Primicias), y la Ley de Moisés declaró que debía celebrarse el «día después» de la Pascua del sábado (= domingo). Jesús se levantó el domingo, entonces su resurrección ocurrió exactamente en el Festival de los Primeros Frutos. Dado que su resurrección sucedió en ‘Primicias’, era una promesa de que nuestra resurrección seguiría más tarde (para todos aquellos que confían en él).  Su resurrección es literalmente una ‘primicia’, tal como lo profetizó el nombre del festival.

Precisamente 50 días después del domingo de las «Primicias», los judíos celebraban Pentecostés («Pente» por 50. También se llamaba Fiesta de las Semanas, ya que se contaba por siete semanas). Los judíos habían celebrado Pentecostés por 1500 años cuando sucedió el Pentecostés de Hechos 2. La razón por la cual hubo personas de todo el mundo ese día de Pentecostés en Jerusalén para escuchar el mensaje de Pedro fue precisamente porque estaban allí para celebrar el Pentecostés del Antiguo Testamento. Hoy los judíos aún celebran Pentecostés, pero lo llaman Shavuot.

Leemos en el Antiguo Testamento cómo se iba a celebrar Pentecostés:

“Hasta el día siguiente del séptimo día de reposo contaréis cincuenta días; entonces ofreceréis el nuevo grano a Jehová. De vuestras habitaciones traeréis dos panes para ofrenda mecida, que serán de dos décimas de efa de flor de harina, cocidos con levadura, como primicias para Jehová.” (Levítico 23:16-17)

Precisión de Pentecostés: evidencia de una Mente

Pentecostés en Hechos 2 pasó en un momento preciso ya que ocurrió en el mismo día del año que el Pentecostés del Antiguo Testamento (Fiesta de las Semanas). La crucifixión de Jesús ocurriendo en la Pascua, la resurrección de Jesús ocurriendo en Los Primeros Frutos/ Las Primicias, y el Pentecostés de Hechos 2 que ocurre en la Fiesta Judía de las Semanas, apunta a una Mente que coordina estos eventos a través de la historia. Con tantos días en un año, ¿por qué la crucifixión de Jesús, su resurrección y luego la venida del Espíritu Santo suceden precisamente en cada día de las tres fiestas primaverales del Antiguo Testamento, excepto si fueron planificadas? La precisión como esta ocurre solo si una mente está detrás de esto.

Los eventos del Nuevo Testamento ocurrieron precisamente en los tres Festivales de Primavera del Antiguo Testamento

Los eventos del Nuevo Testamento ocurrieron precisamente en los tres Festivales de Primavera del Antiguo Testamento

¿Lucas ‘inventó’ Pentecostés?

Se podría argumentar que Lucas (el autor de Hechos) inventó los eventos de Hechos 2 para ‘suceder’ en la Fiesta de Pentecostés. Entonces él habría sido la ‘mente’ detrás del momento. Pero su relato no dice que Hechos 2 está «cumpliendo» la Fiesta de Pentecostés, ni siquiera lo menciona. ¿Por qué se tomaría la molestia de crear estos eventos dramáticos para ‘suceder’ ese día,  pero no ayudar al lector a ver cómo ‘cumple’ la Fiesta de Pentecostés? De hecho, Lucas hizo un trabajo tan bueno al informar eventos en lugar de interpretarlos que la mayoría de la gente de hoy no sabe que los eventos de Hechos 2 cayeron el mismo día que la Fiesta del Pentecostés del Antiguo Testamento. Mucha gente piensa que Pentecostés simplemente comenzó en Hechos 2. Dado que la mayoría de la gente hoy en día no está al tanto de la conexión entre ellos, Lucas estaría en la situación imposible de ser un genio para inventar la conexión, pero totalmente inepto en venderla.

Pentecostés: una nueva potencia

En cambio, Lucas nos señala una profecía del libro de Joel del Antiguo Testamento que predice que un día el Espíritu de Dios derramaría sobre todos los pueblos. El Pentecostés de Hechos 2 cumplió eso.

Una de las razones por las cuales el Evangelio es «buenas noticias» es que provee poder para vivir la vida de manera diferente, mejor. La vida es ahora una unión entre Dios y la gente . Y esta unión es posible mediante la residencia del Espíritu de Dios, que comenzó el domingo de Pentecostés de Hechos 2. La Buena Noticia es que la vida ahora puede vivirse en un nivel diferente, en una relación con Dios a través de Su Espíritu. La Biblia lo dice así:

“En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.” (Efesios 1:13-14)

“Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificara también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros”. (Romanos 8:11)

“Y no solo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo” (Romanos 8:23)

El Espíritu de Dios que mora en nosotros es otra primicia, porque el Espíritu es un anticipo, una garantía, de completar nuestra transformación en ‘hijos de Dios’.

El evangelio ofrece una vida abundante no a través de las posesiones, el placer, el estatus, la riqueza y todas las demás bagatelas que persigue este mundo, que Salomón había encontrado como una burbuja tan vacía , sino por la morada del Espíritu de Dios.  Si esto es verdad, que Dios ofrece morar en nosotros y empoderarnos, eso sería una buena noticia. El Pentecostés del Antiguo Testamento con la celebración del pan fino horneado con levadura representaba esta vida abundante en el futuro. La precisión entre el Pentecostés Viejo y el Nuevo es evidencia perfecta de que es Dios la Mente detrás de estos eventos y este  poder de una vida abundante .

El rompecabezas de la Profecía del Salmo 22

Hace unos años, un compañero de trabajo, J, vagó por mi escritorio. J era inteligente y educado, y definitivamente no un seguidor del evangelio.  Pero era algo curioso, así que tuvimos algunas conversaciones cálidas y abiertas entre nosotros. Nunca había mirado realmente la Biblia, así que lo alenté a investigarla.

Un día vino a mi oficina con una Biblia para demostrar que estaba mirando. Lo había abierto al azar en el medio. Le pregunté qué estaba leyendo. Nuestra conversación fue algo como esto:

“Estoy leyendo Salmo capítulo 22”, dijo

“De verdad”, dije. “¿Alguna idea de lo que trata?”

“Creo que estoy leyendo sobre la crucifixión de Jesús”, J respondió.

“Es una buena suposición”, me reí. “Pero eres aproximadamente mil años demasiado temprano. El Salmo 22 fue escrito por David alrededor del año 1000 aC. La crucifixión de Jesús fue en los años 30 dC,  mil años después”

J no se dio cuenta de que los Salmos no eran los relatos evangélicos de la vida de Jesús escritos por sus contemporáneos. Los salmos eran himnos sagrados hebreos escritos 1000 años antes de Jesús por sabios inspirados. J solo había escuchado algunas historias sobre Jesús, incluida su crucifixión, y al abrir su Biblia al azar, leyó lo que parecía describir la crucifixión. Sin saber nada más, simplemente asumió que era la historia de la crucifixión que se recuerda anualmente en todo el mundo en lo que se llama el Viernes Santo. Nos reímos por su primer error en la lectura de la Biblia.

Los salmos son antiguos himnos hebreos y fueron escritos por David hace 3000 años

Los salmos son antiguos himnos hebreos y fueron escritos por David hace 3000 años

Luego le pregunté a J qué vio en el Salmo 22 que le hizo pensar que estaba leyendo acerca de la crucifixión de Jesús. Así comenzó nuestro pequeño estudio. Los invito a considerar algunas de las similitudes que notamos al colocar los pasajes uno al lado del otro en una mesa. Para ayudarme, tengo un color que coincide con los textos que son similares.

Comparación de los relatos del Evangelio de la Crucifixión con los detalles en el Salmo 22

Detalles de la crucifixión de los testigos oculares Evangelios El Salmo 22:  1000 aC
(Mateo 27:31-48) .. y le llevaron (Jesús) para crucificarle…39 Y los que pasaban le injuriaban, meneando la cabeza,40y diciendo:… sálvate a ti mismo! Si eres Hijo de Dios, desciende de la cruz! 41 De esta manera también los principales sacerdotes, escarneciéndole con los escribas y los fariseos y los ancianos, decían: 42 “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él. 43 Confió en Dios; líbrele ahora si le quiere,… 46Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo:…Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? 48 Y al instante, corriendo uno de ellos, tomó una esponja, y la empapó de vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. (Marcos 15:16-20) 16 Entonces los soldados le llevaron dentro del atrio… 17Y le vistieron de púrpura, y poniéndole una corona tejida de espinas 18 comenzaron luego a saludarle: Salve, Rey de los judíos! 19 Y le golpeaban en la cabeza con una caña, y le escupían, y puestos de rodillas le hacían reverencias. 20 Después de haberle escarnecido, le desnudaron la púrpura, y le pusieron sus propios vestidos, y le sacaron para crucificarle…37 Mas Jesús, dando una gran voz, expiró. (Juan 19:34) no le quebraron las piernas… Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y aguale crucificaron… (Juan 20:25) [Tomás] Si no viere en sus manos la señal de los clavos,… (Juan19:23-24) Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica… Dicieron entre si: “No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será”… 1 Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor?
2 Dios mío, clamo de día, y no respondes;
Y de noche, y no hay para mí reposo…7 Todos los que me ven me escarnecen;
Estiran la boca, menean la cabeza, diciendo:
8 Se encomendó a Jehová; líbrele él;
Sálvele, puesto que en él se complacía”  9 Pero tú eres el que me sacó del vientre;
El que me hizo estar confiado desde que estaba a los pechos de mi madre.
10 Sobre ti fui echado desde antes de nacer;
Desde el vientre de mi madre, tú eres mi Dios. No te alejes de mí, porque la angustia está cerca; Porque no hay quien ayude.12 Me han rodeado muchos toros; Fuertes toros de Basán me han cercado.
13 Abrieron sobre mí su boca; Como león rapaz y rugiente.
14 He sido derramado como aguas, Y todos mis huesos se descoyuntaron; Mi corazón fue como cera, Derritiéndose en medio de mis entrañas.
15 Como un tiesto se secó mi vigor, Y mi lengua se pegó a mi paladar, Y me has puesto en el polvo de la muerte. 16 Porque perros me han rodeado; Me ha cercado cuadrilla de malignos; Horadaron mis manos y mis pies.
17 Contar puedo todos mis huesos; Entre tanto, ellos me miran y me observan
18 Repartieron entre sí mis vestidos,
Y sobre mi ropa echaron suertes.

El hecho de que J haya llegado a la conclusión lógica pero errónea de que el Salmo 22 era un relato de testigos presenciales de la crucifixión del Viernes Santo, debería hacernos formular una pregunta.

¿Cómo explicamos la similitud entre las cuentas de la crucifixión y el Salmo 22?

¿Es coincidencia que los detalles coincidan tan exactamente, hasta incluir que la ropa sería dividida (las prendas cosidas se dividieron a lo largo de las costuras y luego repartidas entre los soldados) y también que habría un sorteo (si la prenda sin costura estaba desgarrada se tiraría entonces hicieron apuestas para saber quién podría conservarla)? El Salmo 22 fue escrito antes de que se inventara la crucifixión, pero aún describe sus diversos detalles (perforación de manos y pies, huesos desarticulados al estirarse cuando la víctima se cuelga). Además, el Evangelio de Juan establece que la sangre y el agua fluyeron cuando la lanza se empujó en el costado de Jesús, lo que indica una acumulación de líquido alrededor del corazón. Jesús murió de un ataque al corazón. Esto concuerda con la descripción del Salmo 22 de ‘mi corazón se ha convertido en cera’.

El Salmo 22 fue escrito como si la crucifixión de Jesús fuera vista. Pero, ¿cómo puede ser, ya que fue compuesto 1000 años antes?

Explicación inspirada por Dios para el Salmo 22

Jesús, en los Evangelios, argumentó que estas similitudes eran proféticas. Dios inspiró a los profetas del Antiguo Testamento cientos de años antes de la vida de Jesús para predecir los detalles de su vida y su muerte, para que podamos saber que todo esto estaba en el plan de Dios. El cumplimiento profético sería como tener una firma divina en estos eventos del Viernes Santo, ya que ningún ser humano podría prever el futuro con tanto detalle. Esto es evidencia del trabajo de Dios y su intervención en la historia.

Explicación naturalista para el Salmo 22

Otros argumentan que la similitud del Salmo 22 con los eventos de crucifixión del Viernes Santo se debe a que los escritores de los Evangelios inventaron los eventos para «ajustarse» a la profecía. Pero esta explicación ignora por completo el testimonio de los historiadores de ese tiempo fuera de la Biblia. Josefo y Tácito respectivamente nos dicen que:

“En este momento había un hombre sabio … Jesús. … bueno, y … virtuoso. Y muchas personas de entre los judíos y las otras naciones se convirtieron en sus discípulos. Pilato lo condenó a ser crucificado y a morir.” (Josephus. 90DC. Antiquities xviii. 33   Josephus era un historiador judío)

“Christus, el fundador del nombre, fue ejecutado por Poncio Pilato, procurador de Judea en el reinado de Tiberio” (Tacitus. 117 DC. Annals XV. 44.  Tacitus era un historiador romano)

Su testimonio histórico concuerda con los evangelios de que Jesús fue crucificado. Esto es importante porque muchos de los detalles en el Salmo 22 son simplemente detalles del acto de ser crucificado. Si los escritores de los evangelios iban a inventar los eventos reales para que encajaran en el Salmo 22, entonces básicamente tendrían que haber inventado toda la crucifixión. Sin embargo, nadie desde ese momento negó su crucifixión, y el historiador judío Josephus declara explícitamente que así fue como fue ejecutado.

Salmo 22 y el legado de Jesús

Además, el Salmo 22 no termina en v.18 como en la tabla de arriba. Continúa. ¡Tenga en cuenta el estado de ánimo triunfante al final, después de que la persona esté muerta!

“Comerán los humildes, y serán saciados; Alabarán a Jehová los que le buscan; Vivirá vuestro corazón para siempre.
Se acordarán, y se volverán a Jehová todos los confines de la tierra, Y todas las familias de las naciones adorarán delante de ti.
Porque de Jehová es el reino, Y él regirá las naciones.
Comerán y adorarán todos los poderosos de la tierra; Se postrarán delante de él todos los que descienden al polvo, Aun el que no puede conservar la vida a su propia alma.
La posteridad le servirá; Esto será contado de Jehová hasta la postrera generación.
Vendrán, y anunciarán su justicia; A pueblo no nacido aún, anunciarán que él hizo esto.” (Salmo 22:26-31)

Esto no está hablando de los detalles de los eventos de la muerte de esta persona. Esos detalles fueron tratados al comienzo del Salmo. El salmista ahora está abordando el legado de la muerte de esa persona con ‘posteridad’ y ‘postrera generación’ (v.30).

¿Quién sería?

Nosotros vivimos 2000 años después de la crucifixión de Jesús. El salmista nos dice que la ‘posteridad’ que sigue a este hombre ‘traspasado’ que murió de una muerte tan horrible lo ‘servirá’ y será ‘contada sobre él’. El versículo 27 predice el alcance geográfico del impacto: ir a los «confines de la tierra» y entre «todas las familias de las naciones» para hacer que «se vuelvan a Jehová «. El versículo 29 predice que » todos los que descienden al polvo » (ya que somos mortales, eso significa todos nosotros) un día se arrodillarán ante él. La justicia de este hombre se proclamará a las personas que aún no estaban vivas (el “pueblo no nacido aún») en el momento de su muerte.

La conclusión del Salmo 22 no tiene nada que ver con si los relatos del evangelio se tomaron prestados o si formaron parte de los eventos de la crucifixión porque ahora se trata de una era mucho más tardía: la de nuestro tiempo. Los escritores de los evangelios que vivieron en el siglo primero no pudieron «inventar» el impacto de la muerte de Jesús hasta nuestros días. Ellos no sabían cuál sería ese impacto.

No se puede hacer una mejor predicción del legado de Jesús que el Salmo 22. Incluso simplemente observar las celebraciones anuales de Viernes Santo en todo el mundo nos recuerda su impacto global dos mil años después de su muerte. Estos cumplen la conclusión del Salmo 22 tan precisamente como los versículos anteriores predijeron los detalles de su muerte.

¿Quién más en la historia del mundo puede afirmar que los detalles de su muerte y el legado de su vida en el futuro distante se predecirían 1000 años antes de que él viviera?

Tal vez, al igual que mi amigo J, aproveche la oportunidad para considerar el Salmo 22 a la luz de la crucifixión de Jesús. Tomará un poco de esfuerzo mental. Pero vale la pena porque el hombre que el Salmo 22 había previsto prometió:

“Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10)

Aquí está toda la cuenta del evangelio   del Viernes Santo que el Salmo 22 previó y aquí se explica su regalo para usted.

 

¿Por qué un Dios Bueno creó un Diablo Malo?

La Biblia dice que fue el diablo (o Satanás), en la forma de una serpiente, que tentó Adán y Eva y provocó su caída.  Eso revela una pregunta importante: ¿Porque Dios crearía un diablo ‘malo’ (un ‘adversario’) para corromper Su creación buena?

Lucifer – el Brillante

En realidad, la Biblia dice que Dios creó un espíritu poderoso, inteligente y hermoso, que era el jefe entre los ángeles. Se llamaba Lucifer (lo que significa ‘El que brille’) – y era muy bueno. Pero Lucifer también tenía libre albedrío, y podía hacer sus propias elecciones.  En un pasaje en Isaías 14 se encuentra la elección que tuvo:

!!Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.

Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. (Isaías 14:12-14)

Lucifer, como Adán, se enfrentó a una decisión. Podía aceptar que Dios era Dios, o podía decidir de ser un dios para sí mismo.  Sus “Voy a” frecuentes demuestran que eligió desafiar a Dios y declararse a sí mismo como «Más Alto».  Un pasaje en Ezequiel da una explicación paralela de la caída de Lucifer:

En Edén, en el huerto de Dios estuviste… yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas.

Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad.

A causa de la multitud de tus contrataciones fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector.

Se enalteció tu corazón a causa de tu hermosura, corrompiste tu sabiduría a causa de tu esplendor; yo te arrojaré por tierra… (Ezequiel 28:13-17)

La belleza, sabiduría y poder de Lucifer – todas las cosas buenas creadas en él por Dios – condujo al orgullo. Su orgullo condujo a su rebelión, pero nunca perdió ninguno de sus poderes y habilidades. Ahora está dirigiendo una revuelta cósmica contra su Creador para ver quién será Dios.  Su estrategia era reclutar a la humanidad para unirse a él – tentándolos a la misma elección que él hizo – amarse a sí mismos, independizarse de Dios y desafiarlo. El corazón de la prueba de la voluntad de Adán fue el mismo que el de Lucifer; simplemente se presentó de manera diferente. Ambos eligen ser ‘dios’ para ellos mismos.

Satanás – trabajando a través de otros

El pasaje en Isaías está dirigido al ‘Rey de Babilonia’ y el pasaje en Ezequiel está dirigido al ‘Rey de Tiro’. Pero con las descripciones dadas, está claro que no se aborda a ningún ser humano. Los “Voy a” en Isaías describe a alguien que fue arrojado a la tierra como castigo por querer colocar su trono por encima del de Dios. El pasaje en Ezequiel se dirige a un «guardián angélico» que un día se mudó al Edén y a la «montaña de Dios». Satanás (o Lucifer) se pone a menudo detrás o a través de alguien más.  En Génesis, habla a través de la serpiente. En Isaías gobierna a través del Rey de Babilonia, y en Ezequiel posee al Rey de Tiro.

¿Por qué Lucifer se rebeló contra Dios?

Pero ¿por qué querría Lucifer desafiar al Creador todopoderoso y omnisciente?  Parte de ser «inteligente» es saber si puedes vencer o no a tu oponente. Lucifer puede tener poder, pero eso aún sería insuficiente para vencer a su Creador. ¿Por qué perder todo por algo que no podría ganar? Yo pensaría que un ángel «inteligente» habría reconocido sus limitaciones contra Dios – y contendría su revuelta. ¿Entonces porque no lo hizo?  Esta pregunta me desconcertó por muchos años.

Pero después me di cuenta de que Lucifer solo podía creer que Dios era Su Creador todopoderoso por fe, lo mismo que nosotros. La Biblia sugiere que los ángeles fueron creados durante la semana de la Creación.  Por ejemplo, un pasaje en Job dice:

Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino, y dijo:
“Donde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?
Házmelo saber, si tienes inteligencia.
Cuando alababan todas las estrellas del alba,
Y se regocijaban todos los hijos de Dios” (Job 38:1-7)

Imagine a Lucifer siendo creado y volviéndose consciente en la semana de la creación, en algún lugar del universo. Todo lo que sabe es que ahora él existe y es consciente de sí mismo, y también que hay otro Ser que pretende haberlo creado a él y al universo.  Pero ¿cómo sabe Lucifer que esta afirmación es cierta? Tal vez, este supuesto creador apareció justo antes de que Lucifer apareciera. Y ya que este «creador» llegó antes, era (tal vez) más poderoso y (quizás) más conocedor que él, pero tal vez no. Quizás, tanto él como el ‘creador’ acababan de aparecer. Lucifer solo podía aceptar la Palabra de Dios que Él lo había creado y que Dios mismo era eterno e infinito. Y en su orgullo, él eligió creer en su fantasía en su lugar.

Tal vez parezca descabellado que Lucifer creería que tanto él como Dios (y los otros ángeles) simplemente “aparecieron”.  Pero es la misma idea básica detrás de los últimos pensamientos en la cosmología moderna.  Hubo una fluctuación cósmica de nada, y luego de esta fluctuación surgió el universo – esa es la esencia de las teorías de la cosmología moderna. Fundamentalmente, todos -desde Lucifer hasta Richard Dawkins y Stephen Hawkings y hasta usted y yo- debemos decidir por fe si el universo es autónomo o si fue creado y sostenido por un Dios Creador.

En otras palabras, ver no es creer.  Lucifer habría visto y conversado con Dios. Pero todavía tendría que aceptar ‘por fe’ que Dios lo había creado. Mucha gente dice que, si Dios simplemente ‘aparecía’ a ellos, entonces creerían.  Pero en la Biblia mucha gente vio y oyó a Dios, pero aún no tomó en cuenta su Palabra. El problema era si aceptarían y confiarían en Su Palabra acerca de Sí mismo y de ellos mismos. Desde Adán y Eva, hasta Caín y Abel, Noé, los egipcios en la primera Pascua, el cruce israelita del Mar Rojo, y hasta los que vieron los milagros de Jesús: «ver» nunca dio lugar a la confianza.  La caída de Lucifer es consistente con esto.

¿Qué está haciendo el diablo hoy?

Entonces, según la Biblia, Dios no creó un «diablo malo», sino que creó un ser angélico poderoso e inteligente. A través del orgullo, dirigió una rebelión contra Dios, y al hacerlo se corrompió, manteniendo su esplendor original.  Tú, yo y toda la humanidad ya somos parte del campo de batalla en este concurso entre Dios y su «adversario» (diablo). La estrategia del diablo no es rodearse de siniestras capas negras como ‘Jinetes Negros’ en El Señor de los Anillos y poner maldiciones sobre nosotros.  Su estrategia es buscar a engañarnos de la redención que Dios había prometido al principio de los tiempos, a través de Abraham, a través de Moisés, y luego llevado a cabo en la muerte y resurrección de Jesús.  Como dice la Biblia:

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. (2 Corintios 11:14-15)

Debido a que Satanás y sus siervos pueden enmascararse como ‘luz’, somos más fácilmente engañados. Quizás es por eso que el Evangelio siempre parece ir en contra de nuestros instintos y contra todas las culturas.

El vástago: llamado cientos de años antes de su nacimien

 

Hemos visto como Isaías utilizó la imagen del vástago. Un “él” vendría de la dinastía caída de David, con sabiduría y poder. Jeremías siguió diciendo que este vástago sería conocido como el mismo SENOR (el nombre de Dios en el Antiguo Testamento).

Zacarías sigue El Vástago

Zacarías regresó después del exilio de Babilonia para reconstruir el Templo

Zacarías regresó después del exilio de Babilonia para reconstruir el Templo

 

El profeta Zacarías vivió en el 520 AC, justo después de que el pueblo Judío regresara a Jerusalén después del exilio a Babilonia. En ese tiempo, los Judíos estaban reconstruyendo su templo destruido. El Sumo Sacerdote en aquella época era un hombre llamado Josué, y estaba reiniciando el trabajo de los sacerdotes. Zacarías, el profeta, estaba asociándose con su colega Josué, El Sumo Sacerdote, para liderar al pueblo Judío. Esto es lo que dijo Dios- a través de Zacarías- sobre Josué:

‘” Escucha pues, ahora, Josué sumo sacerdote, tú y tus amigos que se sientan delante de ti, porque son varones simbólicos. He aquí, yo traigo a mi siervo el Vástago*”….,dice JEHOVA de los ejecitos, “y quitaré el pecado de la tierra en un día.”.”  (Zacarías 3:8-9)

¡El Vástago!  Empezado por Isaías 200 años antes, seguido por Jeremías 60 años anteriores, Zacarías continuó con “el Vástago”. Acá, el Vástago también es llamado ‘mi siervo’. En algunas formas, el Sumo Sacerdote Josué en Jerusalén en 520AC, colega de Zacarías, era simbólico del próximo Vástago. ¿Pero cómo? Dice que en ‘un solo día’ los pecados serían eliminados por el SENOR. ¿Cómo sería eso?

El Vástago: Uniendo Sacerdote y Rey

Zacarías explica luego. Para entender, necesitamos saber que las funciones de Sacerdote y de Rey estaban estrictamente separadas en el Antiguo Testamento. Ninguno de los reyes davídicos podía ser sacerdote, y los sacerdotes no podían ser reyes. El papel del sacerdote era mediar entre Dios y el Hombre ofreciendo sacrificios de animales a Dios para la expiación de los pecados, y el papel del Rey era gobernar con justicia desde el trono. Ambos eran cruciales; ambos eran distintos. Sin embargo, Zacarías escribió que en el futuro:

“Vino a mi palabra de JEHOVA, diciendo: “…Tomaras, pues, plata y oro, y harás coronas, y las pondrás en la cabeza del sumo sacerdote Josué. Y le hablaras, diciendo: Así ha hablado JEHOVA de los ejércitos, diciendo: ‘He aquí el varón cuyo nombre es el Vástago/Renuevo, el cual brotara de sus raíces, y edificará el templo de JEHOVA…él llevará gloria, y se sentará y dominará en su trono, y habrá sacerdote a su lado; y consejo de paz habrá entre ambos.’” (Zacarias 6:9-13)

Aquí, contra todas las reglas anteriores, el Sumo Sacerdote del tiempo de Zacarías (Josué) se pondrá la corona simbólicamente como el Vástago. Recuerda que Josué era un ‘varón simbólico’ de lo que vendría. Josué, el Sumo Sacerdote, en ponerse la corona real, previó un futuro uniendo el Rey y el Sacerdote en una sola persona – un sacerdote en el trono del Rey. Además, Zacarías escribió que ‘Josué’ era el nombre del Vástago. ¿Que significaba eso?

El nombre ‘Josué’ es el nombre ‘Jesús’

Para entender, tenemos que revisar la historia de la traducción del Antiguo Testamento. El Antiguo Testamento hebreo original fue traducido en griego en 250 A.C., conocido como la Septuaginta o LXX.  Todavía muy usado, hemos visto cómo ‘Cristo’ se utilizó por primera vez en la LXX, y seguimos ese análisis ahora para ‘Josué’.

'Josué' = 'Jesus'. Ambos vienen del nombre hebreo 'Yhowshuwa'

‘Josué’ = ‘Jesus’. Ambos vienen del nombre hebreo ‘Yhowshuwa’

Como puedes ver en la figura, Josué es una transcripción española del nombre original hebreo ‘Yhowshuwa’.  El cuadrante #1 nos ensena como Zacarías escribió ‘Josué’ en 520 A.C. en hebreo. Es transcrito como ‘Josué” en español (#1=>#3).‘Yhowshuwa’ en hebreo es el mismo que  Josué en español. Cuando el LXX fue traducido de hebreo a griego en 250 A.C. Yhowshuwa fue transcripto en Iesous (#1 => #2). ‘Yhowshuwa’ en hebreo es el mismo que Iesous en griego. Cuando el griego es traducido en español, Iesous es transcripto en ‘Jesús’ (#2 => #3).  Iesous en griego es el mismo que Jesús en español.

Jesús era llamado Yhowshuwa cuando se le habló en Hebreo, pero en el Nuevo Testamento griego su nombre era escrito como ‘Iesous’ – idéntico al del Antiguo Testamento giergo LXX.. Cuando el Nuevo Testamento es traducido de griego a español (#2 => #3) ‘Iesous’ es transcripto en el familiar ‘Jesús’. Entonces, el nombre ‘Jesús’ = ‘Josué’, con ‘Jesús’ pasando por un paso intermedio griego, y ‘Josué’ viniendo directamente del hebreo. Ambos Jesús de Nazareth, y Josué el Sumo Sacerdote de 520 A.C. tenían el mismo nombre ‘Yhowshuwa’ en su hebreo nativo. En griego, ambos eran llamados ‘Iesous’.

Jesús de Nazareth es el Vástago

Ahora la profecía de Zacarías tiene sentido. Esta es una predicción, hecha en 520 A.C., que el nombre del Vástago próximo sería ‘Jesús’, apuntando directamente a Jesús de Nazareth.

El próximo Jesús, según Zacarías, uniría las funciones de Rey y de Sacerdote.  ¿Que hacían los Sacerdotes? Ofrecían sacrificios a Dios en nombre de la gente para expiar los pecados. El sacerdote cubría los pecados de la gente por sacrificio. Del mismo modo, el próximo Vástago ‘Jesús’ iba a traer un sacrificio para que el SENOR pudiera ‘quitar el pecado de esta tierra en un solo día’ – el día en que Jesús se ofreció como sacrificio.

Jesús de Nazareth es muy conocido fuera de los evangelios. El judío Talmud, Josephus y todos los otros escritores históricos que escribieron sobre Jesús, ambos amigo y enemigo, siempre se refirieron a él como ‘Jesús’ o ‘Cristo’, así que su nombre no fue inventado en los Evangelios. Pero Zacarías predijo su nombre 500 años antes de su vida.

Jesús viene ‘del tronco de Isaí’ ya que Isaí y David eran sus antepasados. Jesús tenía tanta sabiduría y comprensión que eso lo diferenciaba de los demás. Su astucia, equilibrio y visión sigue impresionando tanto a los críticos como a los seguidores.  Su poder en las Escrituras a través de Milagros es innegable. Uno puede elegir no creer en ellos; pero no puedo ignorarlos. Jesús cumple con la cualidad de detener una sabiduría excepcional y poder que Isaías predijo que vendría un día de este Vástago.

Ahora piensa en la vida de Jesús de Nazaret. Ciertamente afirmó ser un rey – El Rey en realidad.  Esto es lo que significa ‘Cristo‘.  Pero lo que hizo mientras estuvo en la tierra fue realmente sacerdotal. El trabajo del sacerdote era ofrecer sacrificios aceptables en nombre de los judíos. La muerte de Jesús fue significativa en eso que también fue un sacrificio a Dios en nuestro nombre. Los pecados de la tierra fueron literalmente eliminados ‘en un solo día’ como Zacarías había predicho – el día en que Jesús murió y pagó por todos nuestros pecados. En su muerte cumplió todos los requisitos como Sacerdote, incluso cuando es más conocido como ‘El Cristo’ o El Rey. Realmente unió los dos papeles.  El Vástago, él que David llamó el ‘Cristo’ hace mucho tiempo, es el Sacerdote-Rey. Y su nombre fue predicho hace 500 años por Zacarías.