Home » Testimonio Judío: ¿El Hijo de una virgen del linaje de David?

Testimonio Judío: ¿El Hijo de una virgen del linaje de David?

Ya vimos anteriormente de donde procede el nombre de “Cristo “, ahora consideraremos una cuestión polémica: ¿Fue Jesús de Nazaret El Cristo profetizado en el Antiguo Testamento Hebreo?  Esta es una gran cuestión que vamos a analizar a continuación.

De la línea de David

El Salmo 132 del Antiguo Testamento, escrito mucho antes de Cristo contiene una profecía muy específica.

V:10 Por amor de David tu siervo no vuelvas de tu ungido el rostro

V:11 En verdad juró Jehová a David y no se retractará de ello: De tu descendencia pondré sobre tu trono

V:13 porque Jehová ha elegido a Sion;…

V:17 Allí haré retoñar el poder de David;…

Salmo 132: 10 – 17 RVR 1995

Recuerdan al “Ungido“ = “Cristo“ = “Mesías“. Se puede ver mucho antes del Cristianismo, los Salmos Hebreo/Judíos predicen que Dios ungiría a uno, “El Cristo“ que vendría del linaje de David.

Esto naturalmente lo podemos ver en el Nuevo Testamento al leer la genealogía de Jesús, que muestra su procedencia del linaje de David.

¿Procedía Jesús realmente del linaje de David?

La afirmación del Nuevo Testamento del “cumplimiento” de la profecía parece un poco sospechosa. La razón de que Mateo y Lucas incluyan en sus evangelios la genealogía de Jesús tiene la intención de mostrar el cumplimiento de la profecía judía. ¿Pero quién no puede decir que tal vez inventaron tal genealogía para que armonizase con el “cumplimiento“? Esto tendría una explicación más natural que el cumplimiento “Divino”. Muchos nos hacemos esta pregunta, pero debemos dejarla, sea que seamos creyentes o no creamos en las evidencias básicas. Pero tendremos que esperar al veredicto final; el caso no está cerrado y hay muchas más evidencias.

Nos ayuda encontrar en realidad que sucedió, de parte de testimonios hostiles. Un testigo hostil estaba allí pero no está de acuerdo con la creencia o la conclusión y por esto tiene motivos para contradecir o refutar el testimonio que damos para alcanzar la conclusión final. A manera de analogía, supongamos que hay un accidente entre la persona A y B. Ambos se acusan mutuamente. Supongamos que A diga que vio a B mandando un mensaje de texto antes del impacto del accidente. B no tiene ningún motivo para estar de acuerdo con A, si admite que SI estaba mandando un mensaje de texto mientras conducía el automóvil, entonces tanto el juez como el jurado tienen suficientes pruebas de que B estaba mandando texto, si B admite su falta en este punto no tiene nada que ganar, solo puede perder…

De la misma forma, examinando fuentes históricas hostiles nos puede ayudar mucho más a entender que sucedió realmente en los acontecimientos relacionados con Jesús. De esta forma, lo encontré interesante cuando estudié las notas del distinguido erudito F.F. Bruce en su trabajo “Jesús y los orígenes cristianos fuera del Nuevo Testamento“ (1974 215 pp.). Este estudio identifica y analiza referencias de rabinos judíos que hacen mención de Jesús en el Talmud y la Mishná.

Noten los comentarios rabínicos sobre Jesús:

Ulla dijo: ¿Puedes creer que cualquier defensa fue buscada por él celosamente? Él era un mentiroso y todo misericordioso dice: “…Ni le tendrás misericordia ni lo encubrirás” (Deut. 13:8) Pero con Jesús era diferente puesto que estaba cerca del Reino p.56.

Noten los comentarios rabínicos sobre Jesús:

Ulla dice: ¿ Puedes creer que cualquier defensa fue buscada por el celosamente ? El era un mentiroso y todo misericordia : Deuteronomio 13:8 ….   Ni le tendrás misericordia ni lo encubrirás,  Pero con Jesús era diferente puesto que estaba cerca del Reino   p.56.

FF Bruce hace este comentario sobre la declaración de los rabinos:

El retrato aquí es que intentaban buscar una defensa para él (una apología contra los cristianos, se nota en la declaración) ¿Por qué intentar defender a alguien con estos crímenes? Porque estaba cerca del Reino, es decir, de David, p.57

En otras palabras, los Rabinos judíos no disputaron contra los escritos del Evangelio que mencionaban que Jesús venía del linaje de David. Pero no aceptaron que Jesús era el Cristo y se opusieron a esta alegación, pese a que sí afirmaban que Jesús venía del linaje real de David. Así vemos que, los escritores de los evangelios no se inventaron algo para que coincidiera con el cumplimiento. Los testimonios hostiles de los rabinos están también de acuerdo en ese punto.

¿Y acerca de que nació de una virgen?

Ahora tal vez no vamos a ir en contra a la idea que Jesús venia del linaje de David. Después de todo siempre Ahora tal vez, no vamos a ir en contra a la idea que Jesús venía del linaje de David. Después de todo siempre existe la posibilidad de que sea verdad por “casualidad”.  ¡¿Pero nacido de una virgen?! No hay la remota posibilidad de que esto ocurra por “casualidad”. Es un mal entendido, es un fraude, o es la Voluntad Divina; no hay otra opción.

Un nacimiento virginal se insinúa en el comienzo mismo de la Biblia con Adán.  Lucas y Mateo declaran que María concibió a Jesús mientras ella era virgen. Mateo indica que esto fue el cumplimiento de la profecía que Isaías profetiza (en 750 a.C.) que dice:

“Por tanto, El Señor mismo os dará una señal; He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo y llamará su nombre Emanuel que significa ‘Dios con nosotros.'”

Isaías 7:14 y la cita en Mateo 1:23 es el cumplimiento.

Virgen o joven doncella

Es en este punto nos viene a la mente explicaciones naturales. Si profundizamos un poco en el Hebreo (como algunos hacen) aprenderemos que en Hebreo :  הָעַלְמָ֗ה  (ha’almah) se traduce “virgen” que también puede decir “joven doncella”, es decir, joven soltera. Tal vez esto es a lo que se refiere Isaías en 750 a.C. y tal vez Mateo y Lucas queriendo venerar a Jesús muy piadosamente mal entendieron Isaías, cuando habla de una “virgen”, cuando en realidad era una joven mujer. Y dándonos esta prematura profecía del embarazo de María antes de su boda cae en el centro de la “Profecía Divina” y centro del nacimiento de Jesús.

Muchos me han vuelto a contar la historia muchas veces, por un lado, no puedo refutar la explicación con todas las pruebas acerca de ser una “virgen” o son difíciles o casi imposible de enmarcar. Pero de hecho, la historia no es tan simple. La Septuaginta era la traducción Hebrea del Antiguo Testamento al Griego en el 250 a.C., doscientos cincuenta años antes del nacimiento de Jesús. ¿Cómo tradujeron los rabinos judíos Isaías 7:14 del hebreo al griego? ¿Lo tradujeron como “joven mujer” o “virgen”? Lo que más me sorprende, es que a pesar de hablar con mucha gente acerca del tema, parece que, de hecho, conocen el original Hebreo y que puede significar “joven mujer” o “virgen”, pero ninguna de estas personas ha traído el testimonio de la Septuaginta.

Cuando lo miro, puedo ver sin equívoco y categóricamente como παρθένος (traducción parthenos), que significa “virgen”. En otras palabras, los principales rabinos judíos del 250 AC comprendieron la profecía hebrea de Isaías, el significado “virgen” no joven mujer doscientos años antes que Jesús apareciese en escena. Este concepto no fue inventado por los escritores de los evangelios ni por los primeros cristianos, fueron los judíos, mucho antes del nacimiento de Jesús que lo entendieron.

Así, como un grupo de eruditos judíos en el 250 a.C. (según la tradición, eran setenta) hicieron una predicción tan ridícula aparentemente de que una virgen tendría un hijo. Piense que era alguna superstición, algo anticientífico que ellos pensaban en aquellos días. En esa época, las personas eran agricultores. Sabían todo acerca de la cría del ganado. Ciento de años antes de la Septuaginta, Abraham y Sara sabían que después de cierta edad cuando aparece la menopausia, el tener hijos es imposible. No, ningún erudito en el 250 a.C. sabía algo de la tabla periódica de los elementos o el espectro electromagnético, pero sabían muy bien cómo se reproducían los animales y los seres humanos. Deberían saber por cierto que era imposible predecir el nacimiento virginal. Ni se refugiaron y vinieron con evasivas diciendo una joven mujer en la Septuaginta. No, lo escribieron en blanco y negro que una virgen daría a luz un hijo.

Pero ahora, considera el cumplimiento como parte de la historia. A pesar que no podemos probar que María era virgen, ella fue extraordinaria en este breve espacio de tiempo y que se puede dejar abierto a preguntas. Este fue un tiempo de familias numerosas con muchos hijos, familias con diez hijos no era extraña, pensando en esto, quien no puede afirmar que Jesús no fuera el más joven de los hijos de una familia, si hubiera tenido un hermano mayor o una hermana, entonces María no podía ser virgen. Hoy en día, la probabilidad de tener una familia con dos hijos es de un 50 por ciento, pero en aquellos días era de 1 en 10. En otras palabras, la posibilidad sería de 9 en 10 que se cumpliese, pero sería abandonado por el simple hecho de que Jesús hubiera tenido otros hermanos, pero contra todo pronóstico no fue así.

Ahora, una capa extraordinaria de oportunidades en los esponsales de María; Si hubiera contraído matrimonio solo unos días antes, el “Cumplimiento” de virgen podría ser descartado. Por otra parte, si no hubiera estado comprometida y descubierto que estaba embarazada, no hubiera tenido un pretendiente que la cuidase. En aquella cultura, una mujer embarazada pero no comprometida con alguien para casarse, tenía que defenderse por ella misma, si se le hubiera permitido vivir.

El contexto de María

Este conjunto de coincidencias es extraordinario y poco probable que hacen que las explicaciones sobre María sean imposibles de refutar, esto me llama la atención. Estas coincidencias no son esperadas, pero contrariamente exigen un equilibrio en el tiempo, como si una mente estuviera ordenando los eventos para mostrar un plan y, una intención.

Si María estuviera casada antes de que Jesús hubiera nacido o si Jesús tuviera hermanos mayores, entonces la hostilidad de los testigos Judíos tendrían un punto de salida. Pero en cambio, una vez más se vuelven a los escritores de los evangelios en este punto. FF Bruce en sus notas explica como Jesús se le menciona en los escritos rabínicos:

Jesús se le menciona en la literatura rabínica como “Jesús ben Pantera” o “Ben Pandira”. Esto puede significar “El Hijo de Panther”. La explicación más probable es una corrupción de “Parthenos” la palabra griega para virgen y de las fuentes Cristianas vino a ser el hijo de una virgen

pp. 57-58

Hoy, como en los tiempos de Jesús hay mucha hostilidad hacia él y lo que los Evangelios proclaman. Hoy, como ayer existe una significativa animosidad hacia Jesús. Pero la diferencia en estas hostilidades es que en aquellos tiempos también hubieron testigos hostiles y no refutaron puntos importantes que bien hubieran podido negar, si estos puntos hubieran sido inventados o por error.

Referencias

Bruce, F. F., (1974). Jesús y los orígenes cristianos fuera del Nuevo Testamento. pp. 56, 57, 58 Londres: Hodder y Stoughton. ISBN 9780340158685.