Archivo de la etiqueta: Abraham

¿Cuál es la historia del pueblo judío?

Los judíos forman parte de los pueblos más antiguos del mundo. Su historia está registrada gracias a la Biblia, a historiadores y también a través de la arqueología. Es el pueblo del cual tenemos más hechos y datos con respeto a su historia; por lo que, usaremos esa información para resumirla. Para que sea más fácil de seguir la vida de los israelitas (una palabra del Antiguo Testamento para hablar de los judíos), usaremos líneas de tiempo.

Abraham: El Árbol Genealógico Judío Empieza

La línea de tiempo empieza con Abraham. Ha recibido una promesa de naciones naciendo de él, y tenía encuentros con Dios terminando con el sacrificio simbólico de su hijo Isaac. Este sacrificio era un signo que apunta hacia Jesús, marcando la futura ubicación donde Jesús sería sacrificado. La línea de tiempo continua en verde, representando el tiempo cuando los descendientes de Isaac eran esclavos en Egipto. Este periodo de tiempo empezó cuando José, nieto de Isaac, condujo a los israelitas hacia Egipto, donde luego llegaron a ser esclavos.

Viviendo en Egipto como esclavos del Faraón

Viviendo en Egipto como esclavos del Faraón

Moisés: Los Israelitas se convierten en una Nación bajo Dios

Moisés guió a los israelitas fuera de Egipto luego de Las Diez Plagas que destruyó Egipto y permitió el éxodo de los israelitas desde Egipto hacia la tierra de Israel. Antes de su muerte, Moisés anunció Bendiciones y Maldiciones sobre los Israelitas (cuando la línea de tiempo pasa de verde a Amarillo). Serían bendecidos si obedecían a Dios, pero experimentarían una maldición en el otro caso. Estas Bendiciones y Maldiciones seguirían el pueblo judío para siempre.

Durante varios centenares de años los israelitas vivían en su tierra, pero no tenían un rey y tampoco tenían la capital Jerusalén – pertenecía a otro pueblo en este momento. Sin embargo, esto cambió con el rey David en los años 1000 A.C.

Viviendo con Reyes de David governados desde Jerusalén

Viviendo con Reyes de David governados desde Jerusalén

David establece una dinastía real en Jerusalén

David conquistó Jerusalén y lo convirtió en su capital. Recibió la promesa de la venida de un ‘Cristo’ y a partir de este tiempo, los judíos esperaron a este ‘Cristo’.  Su hijo Salomón lo reemplazó y construyó el Primer Templo Judío en Jerusalén. Los descendientes del rey David siguieron gobernando durante unos 400 años. Éste periodo está representado en azul turquesa (1000-600 AC). Era el periodo de gloria para los Israelitas – tenían las Bendiciones prometidas. Eran una nación poderosa, con una Sociedad avanzada, cultura, y su Templo. Pero el Antiguo Testamento también describe la corrupción cada vez mayor y la adoración de ídolos en estos tiempos. Muchos profetas advirtieron los israelitas que las Maldiciones de Moisés se cumplirían si no cambiaban. Pero esas advertencias fueron ignoradas.

El primer exilio judío a Babilonia

Finalmente, hacia el año 600 A.C. las maldiciones ocurrieron. Nabucodonosor, un rey babilónico poderoso vino- como Moisés lo había predicado 900 años antes cuando escribió en sus Maldiciones:

Jehová traerá contra ti una nación de lejos… gente fiera de rostro, que no tendrá respeto al anciano, ni perdonara al niño. … Sitiara, pues, todas tus ciudades y toda la tierra… (Deuteronomio 28: 49-52)

Nabucodonosor conquisto Jerusalén, lo quemo, y destruyó el Templo que Salomón había construido. Luego exilió a los israelitas a Babilón. Solamente los israelitas pobres quedaron atrás.  Eso confirma la predicción de Moisés que dice:

Seréis arrancados de sobre la tierra a la cual entráis para tomar posesión de ella. Y Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo. (Deuteronomio 28:63-64)

Conquistados y en exilio en Babilonia

Conquistados y en exilio en Babilonia

Entonces, durante 70 años, el periodo representado en rojo, los israelitas vivieron en exilio afuera de la tierra prometida a Abram y sus descendientes.

La Vuelta del Exilio bajo de los persas

Luego, el Emperador persa Ciro conquistó Babilonia y Ciro se convirtió en la persona más poderosa del mundo.  Permitió el retorno de los israelitas a su tierra.

Viviendo en la tierra como parte del imperio persa

Viviendo en la tierra como parte del imperio persa

Sin embargo, ya no eran un país independiente, eran ahora una provincia en el imperio persa. Esto siguió durante 200 años y está representado en rosado en la línea de tiempo. Durante este tiempo el Templo Judío (conocido como el Segundo Templo) y la ciudad de Jerusalén fueron construidos.

El periodo de los griegos

Luego, Alejandro Magno conquisto el imperio persa y convirtió los Israelitas en una provincia del imperio griego durante otros 200 años. Eso está en azul oscuro.

Viviendo en la tierra como parte de los imperios griegos

Viviendo en la tierra como parte de los imperios griegos

El periodo de los romanos

Después, los Romanos derrotaron los Imperios Griegos y llegaron a ser el poder del mundo dominante. Los israelitas de nuevo se volvieron en una provincia de este Imperio y esto es representado en amarillo. Es el tiempo cuando vivió Jesús. Esto explica porque hay soldados romanos en los evangelios – porque los Romanos gobernaron los judíos en la tierra de Israel durante la vida de Jesús.

 Viviendo en la tierra como parte del imperio romano

Viviendo en la tierra como parte del imperio romano

El Segundo exilio judío bajo los Romanos

Desde el tiempo de los babilonios (6OO A.C.) los israelitas (o judíos como son llamados ahora) no han sido independiente como lo habían sido bajo el Rey de David. Eran gobernados por otros imperios.  Los judíos estaban resentidos y entonces se rebelaron contra el gobierno romano. Los Romanos vinieron y destruyeron Jerusalén (70DC), quemaron el Segundo templo, y deportaron los judíos como esclavos por el imperio Romano. Esto era el secundo exilio judío. Como Roma era muy grande, los judíos estaban dispersos en el mundo entero.

Jerusalén y Templo destruidos por los Romanos en 70 DC. Judíos enviados en un exilio por el mundo

Jerusalén y Templo destruidos por los Romanos en 70 DC. Judíos enviados en un exilio por el mundo

Y así es como los judíos vivían durante casi 2000años: dispersos en tierras extranjeras y nunca aceptados en estas tierras. En estas naciones diferentes, sufrieron frecuentemente de grandes persecuciones. Especialmente en Europa Cristiana. Desde España, en Europa Occidental, hasta Rusia, los judíos vivieron a menudo en condiciones peligrosas en estos reinos cristianos. Las Maldiciones de Moisés de 1500A.C. eran fiel descripciones de cómo vivieron.

… Y aun entre estas naciones descansaras, ni la planta de tu pie tendrá reposo; pues allí te dará Jehová corazón temeroso, y desfallecimiento de ojos, y tristeza de alma (Deuteronomio 28:65)

Las Maldiciones contra los Israelitas eran dadas para que la gente pregunte:

Todas las naciones dirán: “Por qué hizo esto Jehová a esta tierra? ¿Qué significa el ardor de esta gran ira?”

Y la respuesta era:

“ … Por cuanto dejaron el pacto de Jehová el Dios de sus padres, que él concertó con ellos cuando los saco de la tierra de Egipto…” (Deuteronomio 29:24-25)

La línea de tiempo abajo enseña este periodo de 1900 años con el rectángulo rojo.

Línea de tiempo de los judíos con sus 2 periodos de exilio

Línea de tiempo de los judíos con sus 2 periodos de exilio

Se ve en la línea histórica que los judíos fueron exilados dos veces, pero la segunda vez era mucho más larga que la primera.

El holocausto del siglo 20.

Luego las persecuciones contra los judíos llegaron a un nivel máximo cuando Hitler, con la Alemania Nazi, intentó exterminar todos los judíos viviendo en Europa. Casi lo logro, pero fue derrotado y un remanente de judíos sobrevivieron.

El renacimiento moderno de Israel

Solo el hecho que había gente que se identificaba como “judíos” después de cientos de años sin patria era extraordinario. Eso permitió que las últimas palabras de Moisés, escritas hace 3500 años, se hicieron realidad. En 1948 los judíos, a través de los Naciones Unidas, vieron el increíble renacimiento de Israel como Estado moderno, como Moisés había escrito siglos antes:

…entonces Jehová hará volver a tus cautivos, y tendrá Misericordia de ti y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido Jehová tu Dios. Aun cuando tus desterrados estuvieren en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová tu Dios, y de allá te tomará” (Deuteronomio 30:3-4)

También era increíble de hecho a que este Estado fue creado a pesar de una oposición fuerte. La mayoría de las naciones alrededor declararon Guerra a Israel en 1948… en 1956… en 1967 y otra vez en 1973. Israel, una nación muy pequeña, era frecuentemente en guerra con 5 naciones al mismo tiempo. Sin embargo, Israel no solamente sobrevivió, pero sus territorios crecieron. Durante la Guerra de 1967, los judíos recuperaron Jerusalén, su capital histórica que David había fundado hace 3000 años. El resultado de la creación del Estado de Israel, y las consecuencias de estas guerras han creado uno de los problemas políticos más complicados del mundo de hoy.

¿Cómo recibo el regalo del sacrificio de Jesús?

Jesús vino darse como un sacrificio para todas las naciones.  Este mensaje fue anunciado al principio de la historia humana, escrito con una signatura divina en el sacrificio de Abraham y en el sacrificio de la Pascua, con más detalles predichos en varias profecías en el Antiguo Testamento.  ¿Por qué era su muerte tan importante que él merecía tanta importancia?  Eso es una pregunta digna de la consideración.  La Biblia declara algo como una ley cuando indica:

Porque la paga del pecado es muerte… (Romanos 6:23)

“Muerte” literalmente significa ‘separación´.  Cuando nuestra alma se separa de nuestro cuerpo morimos físicamente.  De una manera similar somos separados de Dios espiritualmente.  Esto es verdad porque el Dios es Santo (sin pecado) mientras hemos llegado a ser corrompidos desde nuestra creación original y entonces pecamos.

Slide1

Estamos separados de Dios a causa de nuestros pecados como un abismo entre dos precipicios.

Esto se puede visualizar en esta ilustración donde estamos en un precipicio con  Dios en otro precipicio separado de nosotros por este abismo sin fondo.  Como una rama que ha cortado de un árbol sea muerto, entonces nos hemos separado de Dios y  estamos muertos espiritualmente.

Esta separación provoca culpabilidad y miedo.  Entonces por naturaleza intentamos construir los puentes intentando cruzar de nuestro lado (de la muerte) al lado del Dios.  Hacemos esto de muchas diversas maneras, como ir a la iglesia, el templo o la mezquita, siendo religioso, siendo bueno y provechoso, la meditación, intentando ser más amable, rogando más, el etc.  Esta lista de  hechos para ganar mérito puede ser muy de largo para algunos de nosotros – y el vivirlos  día a día puede ser muy complicado.  Esto se ilustra en la figura siguiente.

Slide2

Los esfuerzos buenos – tan útiles que pueden ser – no pueden tener la puente sobre la separación entre nosotros y Dios

El problema es que nuestros esfuerzos, méritos, sacrificios y las prácticas estéticas, aunque en sí mismos no son malos, son insuficientes porque el pago requerido  (los pagos del´’) para nuestros pecados son muerte´’.  Nuestros esfuerzos son como un puente´’ que trata de cruzar la división que se separa de Dios – pero finalmente no puede atravesar el abismo.  Esto es porque aunque los esfuerzos religiosos o morales no son malos, no pueden resolver nuestro problema fundamental.  Es  como intentar curar el cáncer (que da lugar a muerte) comiendo  vegetales.  Comer  vegetales no es malo, pero no  puede curar el cáncer.  Para ése usted necesita un tratamiento completamente diferente.

Esta ley es hasta ahora es todo malas noticias – es así de malo que incluso no deseamos a menudo oír que  nosotros llenemos a menudo nuestras vidas de actividades y que saldrán las cosas que esperan esta ley.  Pero  como curaciones para el cáncer llega a ser significativa a nosotros cuando el diagnostico que nosotros realmente tenemos el cáncer nos hunde adentro, así que la Biblia acentúa esta ley del pecado y de la muerta para despertar nuestro interés en una curación que sea simple pero poderoso.

Porque la paga del pecado es muerte pero…  (Romanos 6:23)

El pequeño palabra ´pero´ demuestra que la dirección del mensaje es invertir, a las buenas noticias del evangelio – la curación.

Porque la paga del pecado es muerte, mas el regalo de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.  (Romanos 6:23)

Las buenas noticias del evangelio es que el sacrificio de muerte de Jesús es suficiente para tender un puente sobre esta separación entre nosotros y el Dios.  Sabemos esto porqué tres días después de su muerte en la cruz, resucito Jesús de la muerte, vivo otra vez en una resurrección física.   Aunque alguna gente elige hoy en día no creer en  la resurrección de Jesús  esta es una causa muy fuerte.

Jesús era un ser humano que vivió una vida sin pecado.   Por lo tanto él puede ´tocar´ el lado  humano  y el lado de Dios y atravesar el abismo que separa  Dios y la gente.  El es el puente a la vida que se puede ilustrar como abajo.

Slide3

Jesús es el puente que atraviesa el abismo entre el Dios y el hombre.

Notad como este sacrificio de Jesús se nos da nosotros.  Se ofrece como un…´regalo´.  Piense en los regalos.  No importa qué es el regalo, si es realmente un regalo es algo el cual usted no lo trabajo  tampoco lo gano  por mérito.  ¡Si usted tuviera que trabajarlo para  ganar el regalo  no sería más un regalo!  De la misma manera usted no puede merecer o ganar el sacrificio de Jesús.  Se le  da usted como un regalo.  Es así de  simple.

¿Y cuál es el regalo?  Es ´vida eterna´.  Eso significa que el pecado que le trajo a mí y a usted a la muerte ahora esta cancelado.  El sacrificio de Jesús es un puente que usted puede cruzar para conectar con Dios  y para recibir la vida – que dura para siempre.  Este regalo es dado por Jesús quien, levantándose de los muertos, demuestra  que es ´Señor´.  Esto es tan poderoso.

¿Entonces como usted y yo podemos ´cruzar´ este Puente de la Vida que se ofrece a nosotros?  Una vez más piense en los regalos.  Si alguien viene  y le da un regalo es algo que usted no trabajo.  Pero para conseguir los beneficios del regalo debe ´recibirlo´.  Siempre que se ofrece un  regalo hay dos alternativas.  Se rechaza el regalo (¨No gracia¨) o se recibe (¨Gracias por su regalo. Lo tomaré¨).  Así también este regalo ofrecido se debe recibir – simplemente eso.  No puede ser simplemente aceptado mentalmente, estudiado o entendido.  Esta  ilustrado en la figura siguiente donde ´andamos´ sobre el Puente volviéndose hacia Dios y recibiendo su regalo que él  nos ofrece.

Slide4

El sacrificio de Jesús es un Regalo que cada uno de nosotros debe elegir recibir.

¿Como podemos recibir este regalo? La biblia dice:

         Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. (Romanos 10:13)

Notad  que esta promesa es para ´todos´.  Desde que él resucito de entre los muertos, Jesús vive ahora y él es ´el Señor¨.  Entonces si usted le llama a él,  le oirá y extenderá su regalo hacia usted.  Necesita clamar a él y preguntarle – teniendo una conversación con él.  Tal vez nunca ha hecho esto.  Aquí hay una guía que puede ayudarle tener esta conversación y orar con él.  Esto no es un conjuro mágico.  No son las palabras específicas que dan el poder.  Es la confianza de Abraham  que tenemos en la capacidad de Dios y buena voluntad para darnos este regalo.  Como confiamos en Dios, él nos oirá y responderá.  El Evangelio es potente, y aunque tan simple al mismo tiempo.  Entonces siéntase libre seguir esta guía cuando hablas en voz alta o en silencio en tu espíritu hacia Jesús para recibir su regalo.

Querido Señor Jesús.  Yo entiendo que los pecados que tengo en mi vida, yo estoy separado de Dios.  Aunque yo puedo intentarlo,  esfuerzos y los sacrificios por mi parte no van al llenar el vacio de esta separación.  Pero entiendo que tu muerte fue un sacrificio para lavarme todos los pecados – aun mis pecados.  Yo creo que tu resucitaste  entre los muertos después de tu sacrificio entonces yo puedo conocer que tu sacrificio fue suficiente.  Yo clamo a ti, tú puedes limpiarme de mis pecados y llenarme el vacio entre Dios y yo y puede tener vida eterna.  No quiero vivir una vida esclavizada al pecado entonces líbrame por favor del pecado.  Gracias Señor Jesús por hacer todo esto por mi y puedes ahora continuar guiándome en mi vida, si puedo seguirte como mi Señor.  Amen

Aquí hay un enlace a los archivos de audio Evangelio en el lengua Gallega – para que pueda escuchar la historia del evangelio también.

vídeo para los niños en Gallega