Archivo de la etiqueta: ¿Cual es la relación entre Pascua y Semana Santa?

La Pascua, Señal de Moisés

Hemos visto previamente cómo el intento de sacrificio de Isaac, el hijo de Abraham, alude al sacrificio de Jesús mediante el señalamiento de la situación. Aproximadamente 500 años han pasado ahora desde Abraham y estamos alrededor de 1500 AC. Después que Abraham muriera, sus descendientes, a través de Isaac, ahora llamados Israelitas, son un pueblo numeroso, pero también han sido convertidos en esclavos en Egipto. Esto sucedió porque José, el nieto de Abraham, fue vendido por esclavo así como también su familia en éste país, según se explica en Génesis 45-46.

El Drama del Exodo

Así, nosotros ahora asistimos a un drama muy curioso, registrado por Moisés en el libro de Éxodo (llamado así porque es la historia de Moisés llevando a los Israelitas fuera de Egipto). Moisés había sido encomendado por Dio para enfrentar al Faraón de Egipto y esto se tradujo en una lucha de voluntades entre ellos dos, produciendo nueve plagas contra el Faraón hasta ese momento. Pero el Faraón no aceptó dejar partir a los Israelitas así es que Dios va a traer ahora una décima y devastadora plaga. La historia total de la décima plaga del Éxodo está enlazada aquí, y yo les invito a ustedes a leerlo porque les ayudará a comprender mejor lo que se explica a continuación.

Esta décima plaga generada por Dios sentenciaba a morir a todo descendiente primogénito de cada familia, excepto aquellos que se encontraran en casas en donde se había sacrificado a un cordero y con su sangre se hubiere pintado las puertas de esa casa. La pérdida del Faraón sería, si él no acataba esta advertencia, la muerte de su hijo y heredero al trono. Y cada hogar en Egipto perdería a su hijo primogénito- si allí no se seguían las instrucciones del sacrificio del cordero. Así que Egipto enfrentaba una catástrofe nacional.

Pero en aquellos hogares en donde un cordero había sido sacrificado y utilizado su sangre para poner una señal en las puertas, la promesa era que todos estarían a salvo. La muerte pasaría de largo por esa casa. Así que este día fue llamado Pascua, o Paso.

 La Señal de Pascua- para quiénes?

Muchos quienes están familiarizados con esta historia asumen que la sangre con la que las puertas debieron ser pintadas era una señal para el Angel de la Muerte. Sin embargo, pongamos atención a éste curioso detalle en éste historia:

El Señor dijo a Moisés….”Yo soy el Señor. La sangre (del cordero de Pascua) será una señal para USTEDES, en aquellas casas en que estén, y cuando Yo vea esa sangre, pasaré de largo de vosotros.” (Éxodo 12:13)

Así que, aunque el Señor estuviera buscando por sangre en las puertas, y cuando la encontrara El pasaría de largo, la sangre no sería una señal para El. Está dicho con bastante claridad que la sangre era una señal “para USTEDES”, es decir la gente. Y por añadidura, ésta es una Señal para todos aquellos de nosotros que leamos ésta historia. Pero ¿cómo es ésta señal? Después que éste evento sucediera, el Señor les mandó a ellos lo siguiente:

Celebrad el día de hoy como una ley perpetua para las generaciones venideras. Cuando entren a la tierra… observad esta ceremonia… Es el sacrificio de la Pascua del Señor ‘ (Éxodo 12:27)

El notable Calendario de Pascua

En realidad, nos fijamos al comienzo de éste pasaje, que éste evento inaugura y da comienzo al antiguo calendario Judío.

El Señor dijo a Moisés y Aaron en Egipto, “Este mes está para ser el primer mes de ustedes, el primer mes de vuestro año…” (Éxodo 12:1-2)

Así es que a los Israelitas les fue ordenado que comenzaran un calendario que celebrara éste Paso, o Pascua en el mismo día cada año. El calendario Judío es un poco diferente del calendario Occidental, de modo que un día en el año se mueve en cada año si lo observamos con el calendario Occidental.

 

Esta es una escena de nuestros días de personas Judías preparándose para celebrar la Pascua en memoria de su primera Pascua, hace 3500 años.

Esta es una escena de nuestros días de personas Judías preparándose para celebrar la Pascua en memoria de su primera Pascua, hace 3500 años.

De modo que éste día, 3500 años más tarde, los Judíos continúan celebrando la Pascua cada año, en el mismo día de su calendario en memoria de ése evento, obedeciendo al mandato recibido en ese entonces.

Y haciendo un seguimiento a ésta celebración a través de la Historia, podemos notar algo realmente extraordinario. Ustedes pueden percatarse de esto en el Evangelio en donde están registrados los detalles del arresto y juicio de Jesús:

“Entonces los Judíos llevaron a Jesús…al palacio del Gobernador romano Pilatos…para evitar alguna impureza para su ceremonia, los Judíos no entraron en el palacio, pues querían estar habilitados para la Cena de Pascua” (Pilatos) les dijo (a los líderes Judíos) “… Pero es su costumbre pedirme que les libere a un prisionero en los días de Pascua. Quieren pedirme que libere al “rey de los Judíos”? Ellos gritaron en respuesta: “No, no a él…” (Juan 18:28, 39-40)

La conexión entre la crucifixión de Jesús y la Pascua está corroborada en las escrituras rabínicas del Talmud. Estos son testimonios de fuentes antagónicas, por lo que ellos no tienen motivo para estar de acuerdo con los escritores de los Evangelios. Sin embargo, ellos afirman que:

“Jesús fue apresado en la víspera de Pascua… “ (Sanhedrin 43a de Talmud Babilónico; citado en Jesús y los Orígenes Cristianos fuera del Nuevo Testamento. FF Bruce. p 56. 1974 215pp)

En otras palabras, Jesús fue arrestado y ejecutado en el día de Pascua del calendario Judío – el día que los Judíos matarían un cordero en memoria de aquellos que corderos que en 1500 AC hicieron que la muerte pasara de largo. Ahora, si ustedes se remiten a La Señal del Sacrificio de Abraham, uno de los títulos de Jesús era:

“Al día siguiente Juan (ref. Juan Bautista) vio a Jesús viniendo hacia él y dijo, “Mirad al Cordero de Dios, quien quita el pecado del mundo…””. (Juan 1:29)

Y aquí nosotros vemos el drama de ésta Señal. Jesús, el “Cordero de Dios”, fue crucificado (o sea, sacrificado), en el mismo exacto día en que los Judíos vivos entonces estaban sacrificando un cordero en memoria de la primera Pascua que inició éste calendario. Esto explica la coordinación anual de dos conmemoraciones que ocurren año tras año- un paralelo del cual sólo unos pocos de nosotros nos percatamos e incluso menos nos preguntamos “¿Porqué?” La celebración de la Pascua Judía ocurre cada año cuando nuestra Semana Santa también es celebrada – revise su calendario. Esta es normalmente
en la misma semana pero no siempre en el mismo día ya que Viernes Santo de esa semana puede diferir del día 14 del mes de Nisan de los Judíos- día de la Pascua Judía- de tal forma que a lo sumo pueden diferir sólo algunos días dentro de la misma semana cada año.  Todos los años 19, debido al ciclo judía mes bisiesto que puede ser un mes de diferencia.  Así es como la Semana Santa es movida cada año, porque está ligada a la Pascua Judía, la que está fija en un Calendario Judío, que calcula el tiempo de forma distinta que el Calendario Gregoriano en el que se basa la civilización occidental cristiana.

Señales, Señales, en todas partes hay Señales

Nosotros regresamos a esa primera Pascua en los días de Moisés cuando la sangre fue una señal no para Dios sino para las personas. Ahora pensemos por un minuto acerca de lo que las señales hacen, considerando éstas acá abajo.

Las señales son punteros en nuestras mentes que nos hacen pensar sobre las cosas que las señales representan.

Las señales son punteros en nuestras mentes que nos hacen pensar sobre las cosas que las señales representan.

Cuando vemos la señal de la “calavera y los huesos atravesados” nos lleva a pensar en muerte y peligro. La señal de los “arcos dorados” nos hacen pensar en Mc Donalds. La señal de ‘√’ en el cintillo de Nadal, el jugador de tenis, es la señal que se asocia a Nike. De modo que Nike quiere que nosotros pensemos en su marca comercial cuando vemos esa señal en Nadal. En otras palabras, las Señales son punteros en nuestras mentes para dirigirnos no a la señal en sí sino a algo más.

Ahora, la historia de la Pascua explícitamente dijo que la Señal fue para la gente, no para Dios, pero fue establecida por El. El fue el autor de esto. Así como con cualquier señal, ¿ en qué era lo que Él deseaba que nuestras mentes pensaran?. Con el tiempo indicado para que se sacrificaran corderos en el mismo día que Jesús lo fue posteriormente, y otorgándole el título de “Cordero de Dios”, ésta debe ser una señal que apunta al sacrificio de Jesús, quien está por venir.

Esto funciona en nuestras mentes de la forma que les muestro aquí en el diagrama.

Esto funciona en nuestras mentes de la forma que les muestro aquí en el diagrama.

La Pascua es una Señal en la cual se apunta a Jesús a través de la sincronización del tiempo de Pascua con la crucifixión de Jesús.

La señal estaba ahí para apuntarme la muerte de Jesús. En esa primera Pascua los corderos fueron sacrificados y la sangre esparcida para que la gente pudiera vivir. Y por lo tanto, esta Señal apuntando a Jesús es para decirme que “El Cordero Dios” fue entregado a la muerte y su sangre derramada para que yo pudiera encontrar la vida.

Con la señal de Abraham, el lugar donde el carnero muere para que Isaac pudiera vivir era Monte Moriah – el exacto mismo lugar donde Jesús fue sacrificado mucho después. Esto nos habilita “poder ver” el significado de su muerte por la señalización del lugar. Aquí nosotros descubrimos la Pascua apuntando al mismo evento, pero usando una señal diferente – que apunta al mismo día del calendarioel cual ha sido iniciado por este preciso evento. Y el sacrificio de un cordero es usado nuevamente en esta ocasión – mostrando que no se trata sólo de una coincidencia de un evento cualquiera – sino que significa la muerte de Jesús. De dos diferentes maneras (por medio de indicación de lugar y del tiempo), dos de los más simbólicos e importantes eventos del Antiguo Testamento son señales que apuntan directamente a la muerte de Jesús. Yo no puedo pensar en cualquier otra persona en la Historia cuya muerte (o cualquier logro importante de su vida) esté tan claramente anunciado por dos paralelismos similares de manera tan dramática. Y usted?

Tomados conjuntamente, estos anuncios deberían señalarnos que hay razonables fundamentos para considerar que Jesús es la piedra angular del Plan Divino señalado mucho antes cuando simples esclavos en Egipto auspiciosamente inauguraron su nuevo calendario por medio de señalizar sus puertas con la sangre de un cordero.

Pero ¿por qué Dios ha puesto estas señales para anunciar y predecir la crucifixión de Jesús? ¿Por qué es este evento tan importante? ¿Qué pasa con un mundo que requiere tales rituales sangrientos? ¿Y qué relevancia tiene esto para usted? Para obtener una respuesta a éstas preguntas necesitamos remontarnos al comienzo de la Biblia para entender que ha sucedido desde el inicio de los tiempos. Nosotros comenzamos esta jornada de vuelta a ésos inicios en nuestro próximo artículo.